VINOS DULCES PARA DARSE UN ANTOJO

VINOS DULCES PARA DARSE UN ANTOJO
Sábado, 10 Abril 2021.

Un vino dulce es aquel que tiene una concentración de azúcar residual superior a 45 gramos por litro de vino, pero ¿cómo se consigue ese dulzor? Te lo contamos:

Las uvas con las que se elaboran los vinos tienen, principalmente, 4 elementos: agua, azúcares, compuestos aromáticos y levaduras. Para elaborar el vino, primero se prensan las uvas para extraer el mosto y que las levaduras (que se encuentran en la parte exterior de la piel) entren en contacto con el azúcar. Estas levaduras son las encargadas de procesar el azúcar y convertirlo en alcohol. Este proceso transforma el azúcar en alcohol y da como resultado un vino seco. Así convertimos el zumo de uva en vino.

Pero si las levaduras consumen todo el azúcar, ¿cómo se producen los vinos dulces?

Existen diferentes técnicas de elaboración de vinos dulces: aumentando la proporción de azúcar de forma natural mediante la pasificación, por fortificación o parando el proceso de fermentación. En nuestro caso, para la elaboración de vinos dulces utilizamos la última técnica, de modo que cuando estos alcanzan la cantidad de azúcar deseada (en torno a unos 60/65 g/l de azúcar residual y 9º de alcohol) se realiza una bajada de temperatura para detener la fermentación alcohólica dejando el vino a -4º durante 20 días.

Vinos naturalmente dulces

Gracias al uso de estas variadas técnicas conseguimos elaborar vinos dulces muy diferentes como los vinos de Jerez, los vinos de hielo o nuestros Antojos. Estos son vinos muy elegantes, con una acidez magnífica, que te sorprenderán y no podrás dejar de disfrutar:

ANTOJO BLANCO DULCE, un vino joven 100% Verdejo. De aromas varietales, ciertos tonos cítricos y frutas tropicales. En boca es sabroso, untuoso y goloso. Tiene cierta acidez que le da equilibrio y persistencia.

ANTOJO ROSADO DULCE, UN 100% Prieto Picudo de tractivo color rosa-fresa. Es potente en nariz, con aromas a mora, piruleta, fresas y fruta escarchada. En boca es fresco, tiene una entrada dulce y paso largo, con final persistente y chispeante.

Y ¿con qué maridamos estos vinos dulces?

Los vinos dulces son deliciosos para tomar entre horas, como acompañamiento a alguna actividad relajante, como una lectura, una charla o una buena película. En cambio, para acompañar con comida se recomienda maridar con platos que contrasten, para que el resultado sea equilibrado:

Alimentos con sabor intenso: generalmente los vinos dulces se suelen recomendar con alimentos como el chocolate, el café (de ahí que se tomen como digestivos) o el queso azul, porque el dulzor suaviza la intensidad de estos elementos.

Alimentos grasos: la grasa de algunos alimentos forma una película en el paladar, lo que hace que no se note tanto el dulzor de estos vinos. El foie o el micuit, por ejemplo, se suelen recomendar con vinos dulces.

Pastas secas: Algunos tipos de pastas, generalmente las pastas hechas con manteca, o los polvorones, que suelen resultar bastante secos, pueden tomarse con vinos dulces para que ayuden a la masticación y aporten ese punto dulce del que carecen.

Visítanos

Alto de Santa Marina, s/n
24294 Gordoncillo (León) - España

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
+34 987 758 030

Horario

Lun–Vie: 9 a 14 h. y 16:30 a 18:30 h.
Sáb: 10:30 a 14 h. y 16:30 a 18 h.